2007/06/01

Egoblogosfera*


No soy una lectora asidua de blogs. Desde la creación de mi interdicto en la blogosfera, a finales del año pasado, he transitado por distintos procesos de lectura en la Red; inicialmente, la curiosidad me impulsó a dedicarle un tiempito a las voces singulares conocidas y no conocidas, aprender y aprehender la dinámica de la creación y participar de la interactividad propia de un medio como éste.

Este interés, alimentado por el estudio pormenorizado del lenguaje, me llevó a superar la etapa de curiosidad infantil para decantar, progresivamente, mis lugares de destino o de tránsito. Las razones de la barrida son diversas: conocer por la escritura a quien se esconde detrás de lo que escribe, reiteración temática, ataques contra el vacío, opiniones intolerantes, bloghorrea, discursos connotativos o absurdos, etc. Así como con las películas o la música: sé lo que no quiero ver, escuchar o leer.

Imagino que esa dinámica bien puede aplicarse a lo interno: de lo personal, de la bitácora, generas otro tipo de creaciones, bien sean ensayísticas, estilisticas, opinión, criticas o reflexiones sin dejar de articular discursos a partir de la voz singular. Entonces, como lector "especializado", estableces tus búsquedas, buscas la empatía y la conexión, más que, como me recordaba una amiga en estos días, emular a Susanita y su catártica lectura de periódicos. De allí el pensarse lo de "egoblogosfera": un espacio tuyo tuyito, pues.


Desde que comenzó este año prácticamente me he dedicado a seguir los mismos blogs, afirmación que me ha valido no pocos chalequeos de algunos cercanos. Algunas veces comentando, otras sólo como lectora, aunado, claro, a la conexión maravillosa de tus enlaces gracias a los cuales descubres a otra gente que comienzas a leer y con ello prolongas el sentido maravilloso de la conexión. Pensándolo bien, es tan simple esto que no hace falta una Poética para entender el hábito de lectura de blogs.

Hoy, un poco abrumada por las noticias, por la intolerancia y esa necia terquedad de algunos (no pocos) a quienes no conviene que nada cambie para seguir justificando su impudicia personal, histórica o política, me encontré con este hermoso video en Ciberescrituras. Uno de mis lugares favoritos, sin duda. Espero que lo disfruten y les difumine tanta tensión, aunque sea por dos minutos.






* (Del lat. ego, yo).

1. m. Psicol. En el psicoanálisis de Freud, instancia psíquica que se reconoce como yo, parcialmente consciente, que controla la motilidad y media entre los instintos del ello, los ideales del superyó y la realidad del mundo exterior.

2. m. coloq. Exceso de autoestima.


-ego, ga.

1. suf. V. -iego.


Real Academia Española © Todos los derechos reservados

1 comentario:

Lucía dijo...

Lo de las 'razones' para tener un blog me hizo recordar esta imagen:

http://userpic.livejournal.com/45335050/10122188

((Donde, en este caso, "online journal" se refiere a www.LiveJournal.com, un website de blogs que son llamados journals.))

Yo leo los blogs de mis amigos en LiveJournal (sus journals, entonces), así que supongo que puedo decir que los leo por enterarme de sus vidas más que porque escriban cosas interesantes. Es decir, el interés es más social (aunque yo diría que afectivo) que intelectual. El tuyo es un caso único para mí, y vendría siendo una mezcla de ambos intereses :p

~Lu.