2008/01/30

Taller Madame Bovary



Reproduzco acá la nota publicada por Eva Paris en uno de mis destinos favoritos: Papel en blanco. Me resta el invitarles a disfrutar la interesante travesía que significa poder seguir de cerca el proceso de creación y edición de un genial y atormentado Flaubert sobre una de sus obras más complejas (y conocidas): Madame Bovary.
Que lo disfruten.

Comenta Eva:

L’Atelier Bovary o Taller Bovary es un espacio en el que podemos acceder al texto de la novela de Gustave Flaubert de muy distintas maneras. En 2003 se llevó a cabo una digitalización de alta definición de los manuscritos de Madame Bovary, conservados en la Biblioteca municipal de Ruán. Así se inició el proceso de transcripción de todo el corpus textual, al que ahora podemos acceder desde esta página.

Tenemos tanto el texto definitivo de Madame Bovary como los guiones y borradores previos, pudiendo seleccionar un pasaje en concreto y acceder al borrador correspondiente. También podemos buscar palabras, fijarlas en su contexto, consultar el índice de los nombres propios (personajes, lugares, referencias culturales)...

Las diversas voces narrativas y el léxico dialectal (de Normandía) también se pueden rastrear capítulo a capítulo, así como seguir y situar en mapas geográficos los lugares evocados en la novela. También es posible conocer la evolución de las transcripciones digitales, a los responsables de las mismas… En fin, toda Madame Bovary al alcance de un click, eso sí, para los que dominen el francés.

Sitio Oficial | Zoulous.com


2 comentarios:

Nervinson Machado dijo...

Querida Dakmar, antes de seguir diciendo que me alegra mucho poder tener contacto de nuevo contigo, lo cual me llena de mucho entusiasmo, trato de darle un buen apretón a esa alegría y comentar algo sobre lo escrito aquí.

Me alegra mucho que esté a disposición todos los apuntes de Flaubert (o casi todo) sobre Madame Bovary, no tenía ni idea, pues es una novela que sigue colocando una vara muy alta para los escritores actuales. Lastima que la información esté en francés. Sin embargo, otra novela del mismo autor que me parece de una genialidad inigualable es: La Educación Sentimental. Sin embargo, Madame Bovary seguirá estando en la historia como una de las grandes novelas de amantes que pueda existir hasta ahora. Sus personajes son complejos, puedes vivirlos a cada línea, su trama, que parte en una segunda persona se da el lujo de jugar como narrador y con el lector como le place y revolucionar la estructura de la novela hasta ese momento. No en vano la psicología acuñó el término de bobarismo. No en vano, tampoco, el mismo Flaubert declaró más de una vez que ninguna palabra en esa novela estaba por casualidad. Me imagino que siempre es bueno mirar al pasado. Si no veamos a Maupassant, que vio en Flaubert todo lo necesario para no copiarlo y ser igualmente un escritor genial.


El Siglo XIX nos trajo muy buenos novelistas y me alegra saber que estas muy atenta a ellos. Ojalá en algún momento pueda leer algo de ti sobre Melville.

Un abrazo, querida amiga, a pesar de la distancia, siempre te he tenido presente.

Dakmar H. de Allueva dijo...

Gracias Nervinson, bienvenido siempre, amigo.

Totalmente de acuerdo: creo que más allá del idioma (en sí una limitante absolutamente temporal, espero) una de las cosas que más entusiasma es poder "ver" el proceso infinito de escritura y reescritura de un atormentado Flaubert. Como bien dices, un manuscrito signado por una búsqueda de perfección y exigente escritura; teñido por juicios, malentendidos y un lapidario "Madame Bovary soy yo" para evitar daños a terceros y otras complicaciones morales de la época. En esa lista donde comparto colocar en primer lugar La educación sentimental, sin duda, agregaría Las tentaciones de San Antonio y Salambó, una hermosa obra literaria.
Gracias por pasar, vuelve pronto: un fuerte abrazo y todo mi cariño!!

P.D. Para estudiar a Melville nos tocó la guiatura de uno de los mejores especialistas, el profesor Hernán Esteban Gómez. Ya me ocuparé de buscar las notas y compartirlas contigo. Besos