2008/08/08

La depopiedras y sus deponentes a propósito de Piedras Lunares*



Roberto: Buenas noches. Yo soy Marcel Granier.

Joaquín: Buenas noches. Yo soy Rafael Arráiz Lucca.

Roberto: hoy tenemos que hacerles una doble confesión…

Joaquín: primero que no estamos aquí y segundo…

Roberto: que somos dos chicas polar, pero con problemas hormonales…

Joaquín: por eso, no nos quedó otra que cambiar el gimnasio por el diccionario… y la pasarela por la «deponencia»…

Roberto: aunque uds. No lo crean, para nosotros es un inmenso honor estar aquí con uds., presentando Piedras lunares, el sexto libro de nuestro querido amigo Fedosy Santaella.

Joaquín: para esta ocasión, lucimos unos bellos bigotes porque, en este país, cuando uno va a hablar de algo serio, le salen bigotes.

Roberto: que lo diga Liliana Hernández, que tiene más bigotes que Ramón Muchacho…

Joaquín: antes de comenzar a disertar sobre Piedras lunares, quisiéramos rendirle un homenaje a las galletas club social y al queso emmenthal.

Roberto: sin las galletas club social ni el queso emmenthal, Fedosy no escribiría.

Joaquín: él trabaja incansablemente todos los días. Sin embargo, en las tardes, cuando le entra la “típica fatiguita” de las 100 páginas, se para de su silla, se va a la cocina y se prepara una pequeña merienda.

Roberto: si uds. Se preguntan cómo hace Fedosy para escribir tanto, ahí tienen uds. La respuesta: se mete su merienda de emmenthal y galletas club social mientras oye crooner radio en lime wire.

Joaquín: y entrando en materia, tenemos que decir que Piedras lunares es, en verdad, un gran libro.

Roberto: en sus páginas hay asesinatos, persecusiones, golpizas, robos…

Joaquín: también hay un merodeador inexistente, un gorila debajo de una mesa de dominó y un tipo que descubre que su mujer le fue infiel gracias al grifo del agua caliente.

Roberto: Piedras lunares es un libro de literatura negra… para que lo sepan, literatura negra y literatura policial no son lo mismo. En la literatura negra no siempre hay detectives.

Joaquín: lo que sí hay, y a montones, es malandros de todo calibre. Piedras lunares es un libro repleto de malandros...

Roberto: hacemos esta precisión porque en las presentaciones de libros hay que decir cosas serias e importantes.

Joaquín: si uno no dice algo solemne en la presentación de un libro, la gente se siente estafada…

Roberto: y nosotros no estafamos…

Joaquín: ni usamos peluquines.

Roberto: Piedras lunares ganó una mención en la Bienal José Antonio Ramos Sucre del año pasado.

Joaquín: el cuento que Fedosy envió al Concurso de Cuentos de El Nacional ganó una mención de honor.

Roberto: el cuento que Fedosy envió al Concurso de Cuentos de la Policlínica Metropolitana también obtuvo una mención de honor.

Joaquín: Fedosy es un autor tri-mencionado en menos de un año, lo cual, aunque uds. No lo crean, es un récord.

Roberto: y hablando de otros asuntos, la fiesta de El Nacional fue, como siempre, la rumba con más arroceros y gorrones por centímetro cuadrado.

Joaquín: aunque este año, Miguel Henrique se vengó de los arroceros poniéndolos a sudar.

Roberto: esa fiesta era como ir a un spa. Eso sí: rebajabas por el calorón y engordabas por la jartazón…

Joaquín: Salvador Fleján tenía una jarra llena de tequeños y pastelitos de calne.

Roberto: y por cierto…

Joaquín: ¿a donde van las almas buenas que tienen que pasarse una temporada en el purgatorio?

Roberto (como locutor): al hotel «hilton de la bondad»…

Joaquín (como locutor): «el hotel hilton de la bondad tiene habitaciones con vista al paraíso y con vista al infierno».

Roberto: (como locutor): en el hotel hilton de la bondad tu alma disfrutará de desayunos gratis y banda ancha ilimitada.

Joaquín (como locutor): en el hotel hilton de la bondad usted cuenta con la señal abierta de venus, playboy y hustler para ver si aguanta la tentación…

Roberto (como locutor): celebre su novenario en nuestro salón Dante Alighieri… «hotel hilton de la bondad, por todo lo alto».

Joaquín: y volviendo a Piedras lunares, queremos recomendarles su lectura. Se trata de un conjunto de cuentos extraordinarios…

Roberto: en «gemelo» pareciera que en cualquier momento Alfred Hitchcock se va a asomar con su flux a lo Herman Escarrá… o al revés…

Joaquín: en «un gorila muerto bajo una mesa de dominó» la autobiografía se une con la crónica y los avistamientos ovnis…

Roberto: en «el merodeador inexistente», como en the twilight zone, aparece un ente en forma de un vándalo astral…y que se frota sus partes hasta con tu meriendita…

Joaquín: «al principio fue una idea»…la autora de los días del protagonista es la madre manipuladora por excelencia y no por cliché…

Roberto: es la presencia materna perturbadora que está más allá del poder y que pareciera jugar «a la ere del mal» con su propio retoño…

Joaquín: por cierto, recuerden que “detrás de un bigote, siempre hay un sentimiento”…

Roberto: eso parece el título de la gaita del año…

Joaquín: para finalizar, tenemos que echar la popular jalaíta de bola que se le echa a todo autor que presenta su libro.

Roberto: así es. Fedosy es un gran escritor que, con su sexto libro, confirma su talento y su extraordinaria capacidad para contar historias divertidas, entretenidas y contundentes.

Joaquín: Cuentos de cabecera, El Elefante, Postales sub sole, Rocanegras y Piedras lunares representan el comienzo de una carrera que se perfila prolífica y poderosa.

Roberto: antes de terminar, queremos darles las gracias a Beatriz, a Silda, a Katina, a María Teresa y a todas las MILFS preciosas que vinieron a este acto tan lucido, por aguantarnos durante estos minutos llenos de bigotes.

Joaquín: para concluir, queremos repetir unas bellas palabras que le escuchamos a un discplay con la autoestima en entredicho:

Roberto (con voz de locutor): «no somos los mejores, pero estamos ahí».

Joaquín: nos despedimos una vez más a nombre de las galletas club social y del queso emmenthal…

Roberto: ¡sabroso!

Joaquín: y recuerden: si no les sale lo que están escribiendo, métanse en www. freeones.com.

Roberto: hasta el próximo bautizo… porque si algo se hace en este país es bautizar libros.

Joaquín: tenemos que montar la asociación venezolana de bautizadores de libros.

Roberto: «Asovenbauli».

Joaquín: si se quieren inscribir en Asovenbauli, con la compra de Piedras lunares, les dan la planilla completamente gratis.

Roberto: ahora sí nos vamos.

Joaquín: muchas gracias y…

Joaquín y Roberto: Salud, salud, salud.


*Roberto Echeto y Joaquín Ortega ®

7 de agosto de 2008


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena la deponencia. Gracias dakmar, por tan amable invitación.
Roberto.

Dakmar Hernández (de A.) dijo...

¡Gracias Roberto!
Un eventazo, gracias por ir y compartir ese rato tan ameno. Nos vemos ahora el 21 en el lanzamiento de las Crónicas rockeras.
Un beso!

J. L. Maldonado dijo...

Estupendo. Divertido, propio de ambos.