2009/04/30

Leer, leerse


Leer, literalmente, me salvó la vida. Lo mejor de todo es que los dragones y princesas, las damas en peligro, los niños que viajaban en cometas, los profundos viajes en submarino, la bibliotecaria de Matilda, pescadores y artesanos, perros y gatos, los lobos y los niños siguen acompañándome, deleitándome con sus frases, con sus muecas, con sus grandes hazañas y sus brazos abiertos dispuestos a proporcionarme (si las circunstancias lo ameritan), otros salvavidas impresos en papel y tinta.

Me he descubierto en la tarea de buscarme en frases añejas, tratando de visualizarme, pequeñita, en algunas historias que recuerdo con cariño; luchando por revivir desde mi madurez cronológica la alegría que me causaban ciertas ilustraciones.

Creo que a veces lo logro, cuando ante la página que recién comienza a desplegarse veo los ojos brillantes de mi hijo y una boca abierta llena de asombro a la que no acuden las palabras.

4 comentarios:

ZAYI HERNÁNDEZ dijo...

lo bueno de leer, es que les estamos dando una gran herencia a nuestros hijos. Dani tb ve fascinado sus libros y me enorgullezco, cuando me lo encuentro sentado en su cama, tranquilo...leyendo...me siento que estoy haciendo las cosas bien!
Besitos.

Rao dijo...

Me hiciste recordar a Gabriel, cuando como todo un sobrino adulto (a sus 8 años) se detiene contemplativo frente a la biblioteca de casa y agarra un libro al azar, le da una mirada, quizas lo toca con sus deditos y así toma otro y otro... Hasta que Alicia o Iván o Sandra lo rescata de esa enorme montaña de libros y le sugiere algo acorde a su edad... Nosotros aún no tenemos chamos, pero siempre los imaginos contruyendo fortalezas en la sala de la casa y así, como dice Zayi sentir que lo estamos haciendo bien. Un beso

Doña Dakmarcita Hernández de Allueva dijo...

Qué bonitas mis invitadas de lujo!
Quizás cada chiquito tome su decisión más adelante: "huirle" a los libros o convertirse en lector habitual.
Suerte para ambas!

Anónimo dijo...

Estimada Dakmar
Soy Norma Gonzalez, madre y abuela de dos nietos preciosos. leo siempre tus articulos en el Nacional

te felicito y deseo que ssigas brindando informacion tan importante para que los padres y los niños lean y aprenda como criar a sus hijos, que son el futuro de esta patria.
Te felicito y Dios te bendiga

Norma González