2009/02/08

¿Quieres ser mi Valentín?


Aunque en nuestro país la celebración infantil del día de San Valentín no cuenta con la misma trayectoria ni difusión que ostentan países como Canadá, Italia y Estados Unidos, por nombrar algunos, cada vez es más frecuente conocer de actividades locales previstas para esta fecha y que poco a poco se instituyen como tradiciones en algunos espacios escolares y de recreación.

Las actividades no se alejan de lo que algunos adultos consienten como rituales para el intercambio propio para este día.

Para los pequeños resulta ideal y divertido intercambiar flores, tarjetas, regalos y chucherías.

Algunas maestras hacen lo suyo con la elaboración de tarjetas y otros detalles alusivos como una estrategia de aprendizaje en la enseñanza de inglés.

Más que celebrar al amor y las relaciones de pareja, este puede convertirse en un día memorable y, por qué no, en una excusa divertida para aprovechar creativamente con la familia.

Tesoros para toda ocasión. Para Mariana Marczuk, directora de Ediciones Generales del grupo Santillana, esta celebración es absolutamente "aprovechable" para romper algunos estereotipos. "Fomentar el tema de las relaciones interpersonales es una excusa bonita y divertida para compartir con los niños, recordar el valor de la amistad, del cariño y la solidaridad". Afianzar sentimientos y valores como la tolerancia y el respeto funcionan como acciones que todos los adultos debemos recordar e incentivar en los más pequeños.

Crear un espacio para compartir, celebrar la amistad, la familia y el cariño no requiere de grandes gastos que afecten el presupuesto. Tarjetas hechas a mano, pequeñas golosinas, correos electrónicos y mensajes llenos de cariño pueden ser algunas de las acciones a recordar el día San Valentín.