2009/06/02

Nacidos bajo el signo de Internet *



Los niños de hoy pueden chatear, ver televisión y hacer las tareas mientras escuchan música. Conozca cómo sacar el máximo provecho de la tecnología disponible en casa para el aprendizaje de sus hijos


No han aprendido a hablar y manipulan con exactitud el control remoto de la televisión, el ratón de la computadora y el teléfono celular. Para Wim Veen, Director del Centro para la Innovación Educacional y la Tecnología de la Universidad Tecnológica de Delft, un individuo que ha crecido usando estos tres instrumentos desde su más temprana infancia recibe el nombre de "Homo Zappiens".

"Estos artefactos han permitido a los niños de hoy tener control sobre el flujo de información, lidiar con ella, seleccionarla con propiedad, de manera atinada y de acuerdo con sus necesidades", comenta en su libro Homo Zappiens, Growing Up in a Digital Age.

Juegos en Red. Sus hijos pueden chatear, hacer las tareas, ver televisión y escuchar sus canciones favoritas en el iPod. También prefieren en ocasiones jugar en Red antes que salir a jugar con los amigos que viven cerca. Para Veen, una de las características más resaltantes de esta generación es precisamente cómo asumen el juego. "La diferencia entre estar allí físicamente y no estar se ha difuminado. Utilizando Internet los niños han aprendido cómo buscar y encontrar información que necesitan para jugar Civilizaciones III o cualquier otro juego, y lo aprenden por descubrimiento.

En vez de jugar de acuerdo con reglas previamente establecidas, a los "homo zappiens" les gusta inventar sus propios juegos y fijar sus propias reglas" afirma.

Buscar el equilibrio. Para Daniela González, médico pediatra, la idea es aprovechar al máximo la tecnología sin afectar la salud de los pequeños o adolescentes. "Un niño en edad escolar no debería incorporar a su rutina diaria el uso del videojuego, así como un adolescente tampoco debería estar chateando hasta la madrugada durante los días de semana", advierte. "El descanso es fundamental para los niños y los jóvenes. La tensión ocular y ansiedad que produce estar inmerso en la realidad virtual puede, a largo plazo, afectar al sistema nervioso, desarrollar cuadros de ansiedad, dolores de cabeza o afecciones musculares".

Por su parte, la Asociación Americana de Pediatría recomienda que la exposición ante una pantalla, bien sea la televisión o la computadora, sea de 1 ó 2 horas diarias como máximo.


Imagen: Mi pequeño homo zappiens, Sebastián.
* Publicado en la revista Todo en domingo el 31 de mayo de 2009.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por los datos tan interesantes como siempre. Muy bueno el libro.¿ya salió el tuyo?
Te esperamos el sábado en el taller.
Saludos y hasta pronto.
M. Fdez.

Doña Dakmarcita Hernández de Allueva dijo...

Hola María!
Bienvenida!
Allá estaré. Mis libritos están atrapados en la vorágine cambiaria que ataca a este país. Ya te contaré con detalle.
Besos y gracias!